Si como conductor de un coche ha sufrido un accidente y no ha sido el responsable del mismo, tiene derecho a recibir una indemnización por parte de la compañía aseguradora del vehículo contrario por los daños materiales, por las lesiones y por los gastos derivados del accidente.

Si en el momento del accidente viajaba como acompañante tiene derecho a recibir una indemnización, tanto si el conductor del coche en el que viajaba es el causante del accidente como si no lo es. En el supuesto de que el conductor del vehículo en el que viajaba de acompañante fuese el responsable del accidente la indemnización la percibiría por parte de la compañía de seguros del propio vehículo en el que circulaba.

Lo más probable es que a consecuencia del accidente de tráfico haya sufrido daños materiales en el mismo vehículo, en su vestimenta, casco, gafas, teléfono móvil, etc… para ello también tiene derecho a recibir una indemnización.

 

Dada la complejidad y gravedad de las lesiones en un accidente de moto la indemnización a los motoristas suele ser más cuantiosa que en otro tipo de siniestros.

Es importante cumplimentar el parte amistoso en el mismo lugar de los hechos, recogiendo los datos de los afectados y una breve descripción de lo sucedido. En caso de no ponerse de acuerdo sendas partes, se recomienda llamar a las Fuerzas de Seguridad para que sean ellos quienes tomen los datos y, en caso necesario, tomen el atestado correspondiente. Ojo con las declaraciones que recogen los agentes en el lugar del siniestro, es necesario leerlas antes detenidamente.

También es fundamental guardar los documentos relativos al siniestro, del hospital, informes de rehabilitación, facturas de reparación, etc. Recuerda que tienes un plazo de un año para reclamar e interponer la demanda y reclamar la indemnización máxima por lesiones en moto.

Aunque la siniestralidad en moto va descendiendo paulatinamente, estos accidentes siguen registrando la tasa más alta de mortalidad y el mayor número de heridos en España.

Si tu compañía de seguros te propone una reclamación por accidente de moto, consulta antes, ya que no suelen ofrecer la totalidad de la indemnización por accidente de moto y una vez firmado, es casi imposible reclamar.

Todo tipo de accidentes que se producen mientras un trabajador desarrolla su actividad laboral, tanto en el sector privado como en el público, y que engloba tanto a los contratados laborales como a los funcionarios. Además de la cantidad a percibir por la baja médica mientras se recupera de sus lesiones, podría tener derecho a ser indemnizado con cargo a lo establecido en el convenio laboral, o bien, en caso de responsabilidad empresarial, por la empresa o su compañía aseguradora.

 

Un accidente laboral puede, en muchos casos, dar derecho a una indemnización. Además de ello, puede dar lugar a Incapacidades. La Seguridad social es muy restrictiva a la hora del dar incapacidades por enfermedad o por accidente. Para ello se debe de presentar, a la hora de solicitarla, una determinada documentación médica, junto con las pruebas que hagan conseguir nuestro objetivo. Para esto nuestros clientes recibirán un asesoramiento médico-jurídico desde el principio.

 

Existen varios tipos de incapacidad:

Parcial: Da derecho a una indemnización de veinticuatro mensualidades de tu base reguladora. Permite seguir trabajando en tu mismo puesto de trabajo.

Total: Da derecho a una pensión del 55% de tu base reguladora. Impide conservar el mismo puesto de trabajo, pero permite trabajar en otras actividades.

Absoluta: Da derecho al 100% de tu base reguladora y no permite llevar a cabo otras actividades laborales.

Gran invalidez: Da derecho al 120% de tu base reguladora. Es precisa la necesidad de ayuda de terceras personas.

El Seguro Obligatorio de Viajeros indemniza las lesiones y los daños ocurridos a los pasajeros durante el desplazamiento, asi como al equipaje. Este seguro es independiente a la responsabilidad o no del conductor del vehículo.

 

La víctima de un accidente en el transporte público deberá recibir no solo la indemnización correspondiente al Seguro Obligatorio de Viajeros que contrata al comprar el billete, sino también su correspondiente indemnización acorde con la responsabilidad civil del conductor de dicho medio de transporte, cuya entidad aseguradora debe hacer frente.

Si existe responsabilidad del propietario o de la empresa responsable de la explotación del establecimiento, tendrá derecho a ser indemnizado por dicho responsable o su compañía aseguradora.

En estos casos es la Administración titular de la vía, y, más concretamente, su compañía aseguradora, quien debe proceder a indemnizar al lesionado. Quizás en este supuesto cobra mayor importancia la correcta actuación inicial del lesionado, que debe tomar fotos del lugar del accidente y datos de testigos presenciales.